Arquivos do Blog

Cuba y México: afecto fraternal e indestructuble

La visita a México del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz es un acontecimiento, además de histórico, lleno de profundo simbolismo.

Es la primera vez, desde 1960, que un mandatario cubano visita la patria de Hidalgo y Juárez; el lugar del encuentro de Raúl con el Presidente de México Enrique Peña Nieto, igualmente encierra un significado para la Revolución Cubana y los históricos vínculos de hermandad entre ambas naciones. Fue Mérida la primera ciudad mexicana visitada por Raúl en junio de 1955. “Mi emoción es especialmente grande por cuanto el lugar por el que aterricé aquí ese día fue Mérida y fue donde vi por primera vez la tierra mexicana”, afirmó Raúl.

Durante su visita, además del carácter oficial, nuestro Presidente exteriorizó los sentimientos de cariño hacia el hermano país, así como hacia Mérida, donde tuvosus primeros amigos mexicanos, los yucatecos. No lejos de Mérida, desde el vecino Veracruz, partieron Fidel, Raúl y los expedicionarios del Granma poniendo proa hacia el ideal de aquella generación gloriosa: conquistar la plena soberanía de Cuba.Por ello manifestó Raúl:“En 1955, Fidel Castro y otros jóvenes recibimos asilo y abrigo por parte de muchos mexicanos, y a bordo del yate Granma zarpamos de Tuxpan, Veracruz, el 25 de noviembre de 1956, para continuar la lucha por la independencia y libertad definitivas de nuestra patria.”

Yucatán ha sido culturalmente el principal punto de contacto de las culturas de Cuba y México; desde los primeros años del siglo XX, a sus costas llegaba el comercio procedente de Cuba y, con éste, manifestaciones culturales que arraigaron allí. Fue Yucatán la que dio bienvenida a las primeras manifestaciones de la cancionística cubana, encarnadas en los trovadores que con Pepe Sánchez al frente enamoraron a México de nuestra música. Así surgió la Trova Yucateca- con figuras como Guty Cárdenas, Ricardo Palmerín y Pepe Domínguez -, género que comparte identidad con la Trova Cubana;también llegó a través de Mérida el Danzón, Baile Nacional de Cuba, que se naturalizó en esas hermosas playas al sur del Golfo de México, y de la cual muchos compositores mexicanos, entre ellos Agustín Lara, hicieron verdaderas creaciones.

En lo político, México como nación ha estado siempre al lado de Cuba; desde la Guerra del 68 cuando Pedro Santacilia, cubano y yerno del Benemérito Benito Juárez, representó en tierra azteca al Gobierno de Cuba en Armas. Casi un siglo después, durante los momentos más difíciles, cuando los enemigos de la independencia de Cuba apretaron filas para destruir la Revolución, la mano franca y amiga de México siempre se mantuvo extendidaal lado de Cuba. Gestos así mantienen eterna vigencia. “Tampoco olvidaremos nunca que México fue el único país latinoamericano que no rompió relaciones con Cuba cuando todos los demás gobiernos lo hicieron, presionados por los Estados Unidos, en un momento especialmente crítico para nuestra Revolución y nuestro país.”

Resultó conmovedor cuando Raúl expresó: “Nuestro Héroe Nacional, José Martí, quien vivió y trabajó en México durante la preparación de la que llamó “la guerra necesaria” contra el colonialismo español, escribió en 1892: “México es tierra que todos los cubanos debemos amar como la nuestra”. Y acto seguido, al evocar esta relación familiar e histórica, añadió: “Como Martí, numerosos patriotas cubanos encontraron refugio y apoyo en México desde los albores de la lucha por nuestra independencia. El poeta José María Heredia en la primera mitad del siglo XIX vivió en Toluca y murió en la Ciudad de México. El líder estudiantil y dirigente comunista Julio Antonio Mella vivió asilado aquí, donde fue asesinado por sicarios enviados por la tiranía de turno en Cuba.”

Las relaciones históricas cubano-mexicanas se fortalecen y renuevan. El Presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha manifestado en más de una ocasión la buena voluntad y disposición de México de acompañar a Cuba en su actual proceso de actualización económica. Correspondiendo a tal gesto, Raúl afirmó en su discurso en Mérida: “Nos complace, además, el interés de las empresas mexicanas en hacer negocios e invertir en Cuba, especialmente en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel y en sectores como la agricultura y el turismo.”Igualmente se refirió a la labor política mancomunada en pro de la unidad latinoamericana, al expresar: “En la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Asociación de Estados del Caribe, México y Cuba continuaremos trabajando conjuntamente para fortalecer la unidad e impulsar el proceso de integración regional.”

El abrazo y el brindis de Raúl y Peña en la Quinta Montes Molina de Mérida,testimonia la saludable amistad que marcha hoy, como antes, a través de los caminos de la cooperación, el intercambio y afecto fraternos. Es por ello que la de Cuba y México es una hermandad indestructible.

http://www.radiocubana.cu/

Anúncios
%d blogueiros gostam disto: